Por qué los ladrillos tienen siempre las mismas proporciones

956 96 61 48
Por qué los ladrillos tienen siempre las mismas proporciones

A las tiendas de materiales de construcción en Sanlúcar de Barrameda nos llega de vez en cuando un cliente en busca de ladrillos con los que quiere construirse una barbacoa en el jardín. Para algunos de estos clientes esta es la primera ocasión en la que se enfrentan al reto de convertir un saco de cemento y una pila de ladrillos en una construcción sólida.

Una de las cuestiones que sorprende a estos albañiles primerizos es que en las tiendas de materiales de construcción en Sanlúcar de Barrameda todos los ladrillos, sean del tipo que sean, tienen unas proporciones idénticas para que puedan aparejarse. Aparejar ladrillos es la forma en la que se colocan para construir una pared para que ésta tenga una mayor estabilidad y robustez, pero antes de entrar a definir las diferentes formas de aparejamiento tenemos que explicar que las diferentes medidas de un ladrillo tienen su propio nombre.

En un ladrillo encontramos tres medidas diferentes: Una, que es claramente de mayor longitud que las otras, se denomina soga. La más corta de las tres es conocida como grueso del ladrillo, mientras que la de medida intermedia se llama tizón. Por su parte, también en un ladrillo podemos encontrar caras, lados, de tres tamaños diferentes. La cara de mayor superficie se llama tabla, la de menor superficie es la testa y la que es estrecha y alargada es el canto.

Ahora ya podemos explicar que cada una de las medidas está relacionada con las restantes de manera que la longitud de la soga equivale al doble de la longitud del tizón, más exactamente a dos tizones más un centímetro, espacio éste que se rellenará con el mortero.

Próximamente podremos ya hablar de las formas de aparejar los ladrillos en el blog de ESCOBAR, Sistemas para Construir.  

haz clic para copiar mailmail copiado